lunes, 12 de enero de 2009

LA HUELGA DE NIZAMA Y LLONTOP

12 ENERO 2009

En 1964, el 15 de junio, luego de cantar el Himno Nacional en el patio de honor de la entonces Gran Unidad Escolar San Miguel, los alumnos tomaron el plantel para exigir la renuncia del Instructor Pre Militar, Suboficial Juvencio Villegas Chávez. Eran las 8 y 15 de la mañana.
El acuerdo lo adoptó la asamblea sanmiguelina, luego de un acalorado debate que se realizó en el local de la Biblioteca. Martín Nizama Valladolid, presidente de la promoción Raúl Porras Barrenechea, dirigió la discusión. Lo acompañaron en la mesa directiva, entre otros: Marco Pastor Talledo, Juan Trelles Yenque, Arnaldo Kianman Chapilliquén y Rodolfo López Montúfar.
El Loco, como llamaban a Carlos Augusto LLontop Valdiviezo, alumno prepromocional, jugó papel importante en esta decisión. El pidió la toma del plantel y su petición la aprobó la casi totalidad del alumnado.
RAFEMOLE en su libro La huelga de Nizama, narra los pormenores de esta decisión, luego de dialogar con Martin Nizama Valladolid (abajo), hoy destacado doctor en psiquiatría.
-Martín, pensaban tomar el colegio?
-Nadie pensaba en huelga. Más bien, queríamos que el 64 fuera el “Año del Renacimiento Sanmiguelino” y para lograr este fin, la promoción se comprometió a velar por la disciplina. Los alumnos de quinto año éramos ayudantes de los auxiliares formales. Yo, por ejemplo, ayudaba a cuidar a los estudiantes de cuarto año.
-Y ustedes, que ayudaban a cuidar la disciplina, la resquebrajaron porque Juvencio Villegas se jaló a la casi totalidad del quinto año “B”, en el curso de I.P.M.
-Es que era una injusticia, por decir lo menos, del dictadorcillo que se jactaba de tener todo el apoyo del director y que a pesar de las innumerables quejas, se engolosinaba, cada vez más, con sus perversidades.
La asamblea solicitada por los alumnos del quinto año “B” se programó, previo permiso del director del plantel, para las 12 horas del sábado 13 de junio en la biblioteca, ubicada en el tercer piso del centenario colegio. Duró más allá de las tres de la tarde.
En ese entonces, los sábados habían clases en la Gran Unidad Escolar San Miguel. La jornada educativa semanal culminaba al mediodía y a partir de esa hora, los delegados de los alumnos de primero a cuarto y la casi totalidad de los 159 “promocionales” se reunieron en la sala de lectura para dejar oír su voz de protesta contra Juvencio Villegas Chávez.
-Participaron dos delegados por cada salón, pero una gran cantidad de muchachos, por la “novelería”, se zamparon a la reunión. La biblioteca estaba repleta y, al final, todos los presentes intervinieron en el debate.
Los adolescentes dieron cuenta de los abusos y maltratos sufridos en carne propia. Todos denunciaron al instructor Villegas y luego de más de dos horas de pedidos, sugerencias y amplio debate, la mesa directiva resumió los planteamientos de los alumnos y los hizo conocer a la asamblea.
-Habían tres posiciones: una era la de no asistir al plantel hasta que no se vaya Juvencio Villegas. Otra: la toma del colegio y la nuestra, la de la promoción, hacer una huelga de libros caídos. Se discutieron los tres puntos de vista, pero al final sólo quedaron los dos últimos.
-¿Quién pidió la toma del colegio?
-Esta petición fue la más brava y la solicitó Carlos Llontop. Era un tipo incendiario. Él con un verbo contundente, agresivo, lapidario y ánimo contagiante, pidió a voz en cuello ¡tomar el colegio! para ¡expulsar al tal Juvencio! Los alumnos se encorajinaron y con gestos, ademanes, movimientos verticales de cabeza y aplausos apoyaron resueltamente el pedido del valiente sanmiguelino.
-¿Qué pensaba Nizama cuando hablaba Llontop?
-Seguí con atención su perorata y sentí estremecimiento en el cuerpo cuando escuché su propuesta de tomar el colegio. Una sensación de frío me contactó con mi miedo y mi hambre de justicia. Tomar el colegio me sonaba a sacrilegio, pese a que era consciente que la prepotencia crecía y había que pararla en seco.

RAFEMOLE, Raúl F. Moscol León y Juvencio Villegas en Huánuco, en el 2006.

-¿Por qué sacrilegio?
-Yo era pacifista, por eso, al terminar de hablar Carlos Llontop, dejé la presidencia a Marco Pastor Talledo y bajé al llano a exponer mi posición. Sustenté, durante el debate, que tomar el plantel sería una falta de respeto a los profesores, a la tradición del colegio y mejor era realizar una huelga de libros caídos para hacernos sentir. Al final Carlos tuvo más verbo y nos ganó. Nosotros, los de la promoción, pensábamos que nuestra posición iba a triunfar, pero nos salió el tiro por la culata.
Carlos Augusto Llontop Valdivieso cursaba el cuarto año de secundaria. Estaba en la sección “A” y pertenecía a la especialidad de letras. Era, en orden alfabético, el alumno número 31 de su aula, de un total de 58.
-La promoción fue derrotada.... El Loco Llontop, como le decían, nos ganó limpiamente y particularmente a mí. De nada valió, por ejemplo, recordarle al alumnado que no se podía tomar nuestro glorioso claustro porque las garantías constitucionales estaban suspendidas por los sucesos habidos en el Estadio Nacional, en Lima, durante el partido de fútbol entre Perú y Argentina
La toma del viejo claustro sanmiguelino duró tres días. Los alumnos consiguieron, amén de la atención de la mayoría de reclamos de un largo pliego, el desaforo del instructor Juvencio Villegas y del médico-escolar Daniel Vidarte, quien no atendía con esmero a los estudiantes del centenario colegio.

1 comentario:

Lilith_G dijo...

Señor Raul Fernando, el Dr. Medardo Nizama Valladolid junto con el Sr. Ñique de la Puente, decano de la facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, van a realizar un homenaje al Sr. Carlos Augusto LLontop Valdiviezo, en la antes mencionada casa de estudios;yo, Rosa Murillo Mendoza, soy la encargada de la organización de este homenaje y quisiera agradecerle por todo el despliegue de información que tiene en este blog sin el cual hubiese sido casi imposible dar a conocer a este excelentisimo señor Carlos Llontop a la nueva clase dirigente de San Marcos.
Le informo que el homenaje se llevará a cabo el día 2 de Diciembre a las 6:00 pm en el Salón de Grados Rose León Barandiaran, Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, y le pido el inmenso favor de publicar esta información para poder difundir aún más este evento.

Muchísimas Gracias
Rosa Murillo